Solicitándolo previamente, M.M. es capaz de ofrecer rejillas barnizadas con diferentes coloraciones. De este modo, el cliente disfrutará siempre de la solución más idónea de acuerdo a sus propias exigencias.
 

El barnizado, aunque representando la última fase del proceso productivo, toma particular importancia en el mantenimiento de la características estéticas del producto. El proceso natural de deterioro del color, de hecho, se reduce en el caso de un producto barnizado. El equipo técnico de M.M. aconseja a sus propios clientes el barnizado en el caso de aplicaciones con un relevante valor estético con el fin de garantizar durante el tiempo las mismas características de coloración del primer día.

Contactos
+39 0432 522970
+39 0432 602218
Facebook Twitter YouTube Google Plus Share